En la parte del cliente programamos un script que exportamos en formato CSV, esperado por Prestashop, tanto las categorías como los productos -en este caso lo único que necesitamos exportar- y que suba ambos ficheros al servidor donde está ubicada la tienda.