Hablamos de la SWAP

Hablamos de la SWAP.

En charlas y quedadas de profesionales del sector, es común que salga el tema de la «SWAP«. La verdad es que ya cansa un poco (imagina un chino, un ruso, y un español discutiendo sobre el tema en Kiev).

Visto lo visto nuestro colaborador HenryGR nos envía un articulo al respecto, cosa que se agradece. En este caso exponemos el texto integro, ya, que considero que sus textos son de alta calidad.

Gracias HenryGR

 

Hablamos de la SWAP

¿Swap o no Swap?

La pregunta es si se debe tener una partición dedicada al «Swap» o intercambio de memoria, en la nueva instalación de Linux. No es posible responder con un simple SI o NO ya que, cada instalación es distinta, antes hay que saber cosas como:

  • Tu pc es antiguo?
  • Cuanta Ram tienes?
  • Para que usas tu maquina?
  • Necesito una swap independiente?
  • Cuanto espacio debo dedicar?

¿Qué es la «swap»? ¿Para qué sirve?

La «swap» es un espacio de trabajo especial del sistema operativo, que usa como zona de almacenamiento y área de trabajo, en caso de que se le agote la memoria RAM disponible. Su función es almacenar datos de la misma forma en que se usaría la memoria normal; es, en otras palabras, una extensión de la RAM.

Imaginamos que tenemos las respuestas:

Mi ordenador es moderno

La mayoría de los ordenadores modernos tienen una potencia suficiente para manejar cualquier sistema operativo sin mayores complicaciones.

La importancia de la antigüedad viene dada porque los ordenadores de más de unos 10 años, usaban memoria RAM con unas velocidades de acceso relativamente lentas, los procesadores eran también más lentos y, por último pero no menos importante, los discos duros tenían velocidades de acceso más bajas.

Permíteme que ponga un ejemplo comparativo. Las velocidades de acceso de un ordenador de hace unos diez años, comparadas con uno más moderno, asumiendo que no hemos cambiado el procesador ni la placa madre o principal (para no complicar demasiado):

DispositivoTransferenciaTiempo de acceso
DDR 23200 MB/s400 ns
DDR 36400 MB/s800 ns
HDD SATA275 MB/s65 IOPS
HDD SATA3100 MB/S90 IOPS
SSD300 MB/S20.000 IOPS

OJO: los datos son una media de los valores que ofrecen diversos fabricantes.

 

Si tenemos más de 4GB de ram

La mayoría de los programas que usamos en estos días, el común de la gente, no son tan consumidores de memoria como podría pensarse y, por otro lado, el precio de las memorias se ha reducido ostensiblemente, por lo que encontrar dispositivos con 4GB o más de memoria no es extraño.

Anteriormente era muy caro tener equipos con más de 1GB o 2GB como mucho, por eso, había programas que llegaban al límite de utilización rápidamente y esa es una de las razones principales para el uso del «swap», poder contar con memoria adicional en caso de emergencia.

 

Uso principal de la maquina

La mayoría de los programas que usa «un usuario normal», pueden ejecutarse en dispositivos con
2GB de RAM o menos, me refiero a programas del tipo navegador web, editor de texto, hoja de
cálculo, reproductor multimedia. Si el usuario va a dedicar el ordenador al cálculo de estructuras, la
edición de vídeo o audio, el desarrollo de cálculos complejos, etc., quizá necesite contar con 6GB o
16GB de RAM (por no hablar de procesadores y circuitos de alta velocidad).

 

Necesito una partición SWAP dedicada?

No es lo mismo una swap virtual que una en partición o disco dedicado.

Hay muchas formas de conseguir un resultado, y cada resultado es diferente aunque sea parecido. El área de swap puede ser: Un archivo protegido del sistema operativo, dentro de la misma estructura general de archivos de un disco; una partición del disco de datos, con su propia estructura independiente; un disco aparte (físicamente) dedicado sólo a la partición swap.

Es deducible, la velocidad y prestaciones de cada una de las diferentes soluciones, es distinta, así que iremos a la solución intermedia, la partición dedicada. Esto nos brinda la posibilidad de determinar un tamaño máximo del archivo swap (toda la partición que dediquemos) pero ¿qué tamaño debe tener la partición para ser «óptima»?.

Mucho se ha escrito sobre este tema y lo cierto es que el tratamiento que hace cada sistema operativo del área de swap, recomienda una fórmula u otra para el cálculo del tamaño óptimo.

 

Tamaño de la SWAP

Por ejemplo, si hablamos de instalar Linux, nos encontramos con que «Red Hat» recomienda un tamaño de swap del 20% del tamaño de la RAM (para equipos con 4GB o más); «CentOS» recomienda que el swap sea el doble de tamaño de la RAM en equipos de 2GB o menos y, el tamaño de RAM + 2GB para 2GB o más, hasta 5GB para 3GB o más de RAM. Ubuntu por su parte, dice: Si la RAM es menos de 1GB, la swap debe ser al menos de 1GB y 2GB como máximo; si la RAM es más de 1GB la swap debe ser como mínimo la raíz cuadrada de la RAM y como máximo el doble de la RAM; por otro lado, si se usa la hibernación, la swap debe ser igual al tamaño de la RAM más la raíz cuadrada de la RAM.

En definitiva, no es tan sencillo, si no quieres complicarte y cuentas con espacio suficiente en el disco para dedicar una partición, la regla de oro es: swap = 2x RAM. Personalmente creo que los equipos modernos cuentan con capacidad más que suficiente para manejar el sistema operativo según se instala, sin más importancia; en la mayoría de los casos los ordenadores modernos cuentan con una RAM de 4GB o más y, yo puedo asegurar que raras veces he visto una distribución Linux usar más de 2GB de memoria.

 

** Nota importante ** Como me ha recordado recientemente Sergio de sololinux, es importante tener en cuenta que no estoy hablando de servidores, sino de sistemas de escritorio. En servidores, los cálculos para la Swap son distintos y deben hacerse con mucho cuidado para que el servidor funcione correctamente.

Espero que este articulo te sea de utilidad, puedes ayudarnos a mantener el servidor con una donación (paypal), o también colaborar con el simple gesto de compartir nuestros artículos en tu sitio web, blog, foro o redes sociales.

 

Agregar comentario