Error NO_PUBKEY en Ubuntu o Linux Mint: la solución

Error NO_PUBKEY en Ubuntu o Linux Mint: la solución definitiva.

Todas las herramientas y paquetes que podemos encontrar en los repositorios de Ubuntu, necesitan una firma que garantice la integridad de los mismos cuando los descargas, Eso permite certificar que has descargado los archivos originales, y que no han sido modificados por terceros.

Este proceso también tiene su contra, pues nos obliga a instalar una key pública (public key) por cada repositorio agregado.Error NO_PUBKEY en Ubuntu o Linux Mint: la solución 1 Las keys de los repositorios oficiales se añaden automáticamente, pero cuando agregamos otros repositorios debes añadir sus keys correspondientes.

 

Error NO_PUBKEY en Ubuntu o Linux Mint: la solución

Es un error común es, que al instalar un nuevo paquete nos indique error de llave pública. Esto sucede porque el repositorio no oficial, no tiene la llave pública o está caducada.

La impresión del error al ejecutar «sudo apt install pack-demo», es similar a lo siguiente…

Error de GPG: https://packages.demo.org focal Release Las firmas siguientes no se pudieron verificar porque su llave pública no está disponible: NO_PUBKEY 3aC67R81C3A5812

La solución es fácil, solo tienes que apuntar los ocho últimos caracteres de la key que responde como invalida; y ejecutar el siguiente comando.

PUBKEY=1C3A5812

Ahora exportas la clave.

gpg --keyserver subkeys.pgp.net --recv-key $PUBKEY && gpg -a --export $PUBKEY | 
sudo apt-key add --

Actualizas y el problema debería estar solucionado.

sudo apt-get update

Si tienes errores con más de dos keys, tal vez sea interesante instalar la herramienta «y PPA MANAGER», revisa este artículo anterior.

 

Canales de Telegram: Canal SoloLinux – Canal SoloWordpress

Espero que este artículo te sea de utilidad, puedes ayudarnos a mantener el servidor con una donación (paypal), o también colaborar con el simple gesto de compartir nuestros artículos en tu sitio web, blog, foro o redes sociales. Error NO_PUBKEY en Ubuntu o Linux Mint: la solución.

 

Agregar comentario