Programas y procesos son entidades distintas. En un sistema operativo multitarea, múltiples instancias de un programa pueden ejecutarse simultáneamente. Cada instancia es un proceso separado. Por ejemplo, si cinco usuarios desde equipos diferentes, ejecutan el mismo programa al mismo tiempo, habría cinco instancias del mismo programa, es decir, cinco procesos distintos. Cada proceso que se inicia es referenciado con un número de identificación único conocido como Process ID PID, que es siempre un entero positivo. Prácticamente todo lo que se está ejecutando en el sistema en cualquier momento es un proceso, incluyendo el shell, el ambiente gráfico que puede tener múltiples procesos, etc. La excepción a lo anterior es el kernel en si, el cual es un conjunto de rutinas que residen en memoria y a los cuales los procesos a través de llamadas al sistema pueden tener acceso.