Cada solicitud que recibe su sitio web, es desde un programa, por lo general un navegador web, pero no sólo desde el, también se puede acceder desde una url, por ejemplo, un editor web, un procesador de textos, etc. y también puede acceder un software malicioso que se ha programado para, por ejemplo, hacer spam en sus sitio web, debilitar la seguridad… Hace unos años, había aspiradoras de sitios web que permitían su descarga para verlas “fuera de línea”.

Estos programas suelen tener una firma: el código indicado en la variable “HTTP_USER_AGENT” que se transmite por el programa que inicia la conexión a su sitio web.
Os pongo un .htaccess bastante completo para frenar bots. Añade o quita según tus necesidades.